La base de la familia – Salmo 127

La base de nuestra prosperidad, es Dios. Y en este salmo, Dios nos muestra que nuestra prosperidad y gozo, nuestra paz proviene en una de sus formas, de uno de los más hermosos diseños de Dios; la familia. Si Dios no es quien nos dirige, Si Dios no es nuestra piedra principal, no importa cuán bien creamos estar, lo cierto es que sobre bases débiles llegará el momento en que se derrumbará y serán momentos de oscuridad, de tristeza, de confusión, de ira, de dolor.
Cómo no vamos a considerar el consejo sabio de Dios, si El mismo es quien creó y diseñó el plan de la familia como el lugar donde el ser humano descansa, crece y se alimenta. Acaso no lo han sentido? Uno de los mejores lugares de refugio que Dios nos ha entregado en la tierra, es el hogar. Cuando algo nos duele, cuando nos sentimos abatidos, cansados del trajín diario, lo único que queremos es, fuera del descanso es llegar a casa. No les ha pasado?
Pero este salmo no sólo nos habla de la importancia para nosotros como seres humanos de asentar nuestra familia con Dios como absoluto Dios y gobernador de nuestro hogar. Tambièn habla a cada uno de nosotros, “no importa que, no importa cuánto”. Es en vano. Podemos tener la mejor de las intenciones, e incluso podemos pensar por un tiempo que las cosas van caminando, pero si no resolvemos aquello que Dios quiere que resolvamos a nivel personal, familiar, esa prosperidad será efímera y la realidad nos golpeará. Y todo ese esfuerzo nos agotará y drenará cada gota de ánimo en aquellos que podemos vislumbrar que algo está mal.
Y Dios nos muestra que su plan es tan perfecto, que cuando nos habla va rodeando cada tema hasta llegar inclusive a sus miembros: los hijos. Y nos dice que sus miembros son una responsabilidad delegada pero también un regalo de Dios, una bendición, cosa de estima.
Y aquí me quedé meditando , para Dios TODOS somos, como hijos, un regalo de Dios, una bendición, cosa de estima y causal de bienaventuranza. Y si El nos dice esto, por qué es tan difícil vernos los unos a los otros dentro de una familia como tal?. Como un regalo. Pues volvemos al primer y central punto de este salmo, porque no lo ponemos a El como centro de nuestra vida, porque de ser así, El nos haría ver a nuestros amados de la misma forma como El nos ve, y nos guiaría por una senda de sanación y restauración de nuestras vidas como familia.
Porque la familia, a mis ojos, debería ser un lugar donde podemos descansar y ser nosotros mismos, simples, sin formalidades. El lugar donde el amor puede y debe ser reflejado a través de besos y abrazos, de palabras de ánimo y consuelo. De detalles y risas, de comidas  y cafés con conversaciones eternas.
Pero el enemigo se ha encargado durante los últimos tiempos, en declarar y establecer una guerra frontal e intensa en contra de la estructura y definición de familia. Porque sabe que si hacemos la voluntad de Dios, si escuchamos atentamente la Palabra de Nuestro Señor, y lo ponemos como eje central de nuestras familias, somos una fuerza poderosa para el Plan de Dios, y esto no le agrada.
Entonces, qué hacemos con este salmo? Primero, reconocer que sin Dios, sin su presencia en nuestras vidas, todo será efímero cuando podemos alcanzar lo eterno. Luego, someter nuestras acciones, nuestras planes e ideas a la voluntad de Dios. Y por último, pedirle a Dios y procurar ver a cada miembro de nuestra familia, a través de sus ojos, de los ojos de Aquel Padre que ve a sus hijos. Con amor, con misericordia, y sobre todo, con gracia y con cuidado. Al fin y al cabo, si somos hechos a imagen y semejanza de Dios y basados en los últimos versículos, no sólo esto podría hablarnos de los padres y sus hijos, sino, como en mi caso, nos habla de lo importante y el tesoro que representa para Dios cada una de nuestras vidas, nuestros padres como hijos de Dios, nuestros hermanos y hermanas como hijos de Dios. Y eso es un trabajo diario e incluso durante un tiempo forzado, que involucra mucho perdón. El mismo perdón que Dios nos concede cada día.
Mis bendiciones para todos,
Selah.
Silvia

Leave a Reply